Dropshipping, Ventajas y Desventajas


Dropshipping, Ventajas y Desventajas

Dropshipping, Ventajas y Desventajas

Actualmente cualquier e-commerce debe conocer el concepto Dropshipping, sobre todo si está empezando y cuenta con un presupuesto bajo, ya que esta forma de tienda online reduce muchísimo la inversión.

En este post queremos dejarte claro de forma detallada qué es el Dropshipping y cuáles son sus ventajas principales y las complejidades que presenta. Tras leerlo comprenderás por qué es un modelo de ecommerce tan valorado últimamente. ¡Empezamos!

¿Qué es el Dropshipping?

Podemos definir el Dropshipping como un servicio de venta online de productos de mayoristas (que serán los que posean los productos y los almacenen) a través de nuestra tienda online. Serán estos mayoristas los que se encarguen de enviar el paquete al cliente final una vez realizada la compra; de ahí el termino Dropshipping: “soltar el envío”.

Es decir, el dropshipping es la venta de productos sin inversión y al por menor, en la que el minorista y dueño del ecommerce se encarga de llevar a cabo la venta sin poseer el producto. Cuando vende un producto, lo compra a un tercero y hace que llegue directamente al cliente. El minorista no llega a manipular los productos en ningún momento.

¿Cómo Funciona el Dropshipping?

El dueño del ecommerce Dropshipping se dedica a vender sin stock y, para ello, necesita llegar a un acuerdo con los proveedores mayoristas de los productos (Dropshipper), para que sean ellos los que se encarguen de enviar los pedidos a los clientes finales.

Qué es el Dropshipping

Por tanto, si decides crear una tienda Dropshipping para tu negocio online, serás un intermediario del Dropshipper y tu función principal será conseguir la venta al consumidor final. Por esto decimos que el minorista no necesita almacenar los productos que tiene a la venta, lo cual será una de las ventajas que veremos a continuación.

Ventajas del Dropshipping

Con lo que hasta ahora conocemos sobre esta forma de tienda online, podemos afirmar que son muchas las ventajas del Dropshipping:

Baja Inversión

Una de las mayores ventajas del Dropshipping es que no tienes que comprar un producto hasta que lo hayas vendido. Por tanto, al no tener que mantener un inventario por adelantado ni contar con infraestructuras de almacenaje, ahorras mucho dinero y el riesgo de pérdidas económicas es mínimo.

Tampoco tendrás que contar con personal para gestionar el almacén de productos, ya que de todo eso se encarga el proveedor. Sin necesidad de grandes inversiones, podrás iniciar un negocio de Dropshipping con muy poco presupuesto.

Facilidad de Gestión

Al no tener que gestionar los productos físicos que vendes, no necesitarás llevar la gestión de inventario a nivel contable, ni empaquetar y enviar tus pedidos, ya que son los proveedores los que se encargarán de estas tareas.

Ahorrarás mucho tiempo al evitar la gestión de los niveles de inventarios y las devoluciones y envíos internos. Por lo tanto, podrás aprovechar todo este tiempo para elaborar técnicas de venta efectivas y centrarte plenamente en tu tienda online Dropshipping.

Escalabilidad

El Dropshipping es un modelo de negocio fácilmente escalable, ya que es muy sencillo ampliar catálogo y puedes ir probando cómo funcionan los productos (si se venden más o menos), recuerda que no asumes riesgos económicos. De este modo, si los proveedores los tienen en existencias, puedes ofrecer una amplia gama de productos a tus clientes sin coste adicional.

La expansión implicará menos coste y trabajo, ya que serán los proveedores los que procesen la mayor parte del trabajo de esos pedidos adicionales que te ayuden a crecer.

Los beneficios que hemos mencionados hasta ahora hacen que el Dropshipping sea un modelo de ecommerce muy atractivo, pero, desafortunadamente, no todo es positivo.

Desventajas del Dropshipping

Es evidente que no todo puede ser perfecto, por lo que consideramos necesario mencionar las desventajas principales que podemos encontrarnos al montar una tienda Dropshipping:

Menor margen de beneficios

El margen de ganancia en Dropshipping será menor que si compras los productos y posteriormente los vendes. Esto se debe a que se trata de un campo muy competitivo, ya que son muchos los comerciantes que se inician en este modelo debido a sus bajos costes. Por lo tanto, no podremos poner unos precios demasiado altos y nuestro margen de beneficio se reducirá.

Es recomendable optar por un nicho con pocos competidores para poder jugar con nuestros precios y aumentar esos márgenes de ganancia por ventas. Aun así, recordemos la importancia de trabajar el diseño web, la usabilidad y, sobre todo, el SEO para poder sobresalir frente a los competidores. Esto último es vital para cualquier modelo de negocio, no solo para el Dropshipping.

Difícil control de inventarios

Con una tienda Dropshipping no puedes controlar los productos y sus envíos como si tuvieras tu propio stock. Al vender productos de distintos mayoristas los artículos disponibles y los que se han acabado cambian día a día y no siempre podemos contar con información actualizada.

Esto puede dar lugar a errores, retrasos o incidencias en los envíos y tú serás el único responsable que deberá tratar con los clientes insatisfechos.

Costes de envío

En Dropshipping, al trabajar con diferentes proveedores, los costes de envío se complican. Si un cliente compra varios artículos de distintos fabricantes, tendrás que pagar el envío de todos ellos por separado a cada mayorista. No se recomienda pasar este cargo al cliente ya que sería un coste demasiado alto.

Además, el pedido puede llegar al cliente por partes y esto puede resultar muy molesto en lo que a horas de entrega se refiere. Tendrá que estar atento al mensajero más de un día y eso afectará a la imagen que tengan de tu tienda online.

El Dropshipping como Modelo de Negocio

El Dropshipping puede ser ideal como complemento para otro negocio ya existente, así podrías probar la venta de productos sin invertir capital en él. Si funciona, compras el stock y lo vendes directamente. Desde LineaGráfica consideramos que basar todo un negocio en este modelo de ventas puede ser una mala idea debido a los pequeños márgenes de beneficios que nos aporta (como norma general), así como por la falta de control en envíos, stock… que hacen que el servicio y atención al cliente sean, habitualmente, más deficientes que un ecommerce tradicional.

Aunque recordemos que todo es relativo y que va a depender de tu fuerza de venta, de cómo trabajes la tienda y de tu forma de enfrentar la competencia. Sus ventajas son indiscutibles, pero no podemos pasar por alto las complejidades y problemas que presenta.

Cómo hacer Dropshipping con PrestaShop

Aunque la mayoría de modelos de Dropshipping emplean otro tipo de webs que terminan por bajar la calidad, si quieres que tu proyecto tenga durabilidad y sea escalable desde el punto de vista orgánico, PrestaShop es probablemente la mejor solución. Además, gracias al módulo de PrestaShop para Dropshipping, todo el proceso de envío de emails a proveedores y transportistas será automático con correos personalizables.

 

Si te estás planteando montar una tienda Dropshipping o ya tienes una, ¡cuéntanos tu experiencia en comentarios!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 valoraciones, media: 4,67 de 5)
Cargando…