Errores más comunes que hacen fracasar a un ecommerce


Errores más comunes que hacen fracasar a un ecommerce

Errores más comunes que hacen fracasar a un ecommerce

Abrir una tienda online no es un camino de rosas, aunque muchos lo piensen. Sin duda, sumergir tu negocio en el mundo online supone encontrar nuevas oportunidades de negocio, pero todo dependerá de cómo plantees tu ecommerce. Adentrarse en la venta online también conlleva una serie de riesgos que muchos ignoran, dando lugar a numerosos fracasos.

Estar presentes en el comercio electrónico es fundamental para adaptarnos a los nuevos tiempos, pues las cifras de consumidores que realizan sus compras desde Internet cada vez son mayores. Pero no basta con crear un sitio web donde vender tus productos, a la receta hay que añadirle más ingredientes que en su conjunto lograrán que todo funcione correctamente. Piensa que la competencia en Internet se magnifica y, por tanto, debes encontrar la forma más idónea de destacar. Te recomendamos que aproveches todas las herramientas que la World Wide Web te ofrece.

Y si quieres que tu tienda online no forme parte del 80% que no superan los dos años de vida, sigue leyendo porque te contamos los errores más comunes que hacen fracasar a un ecommerce:

Obstáculos en el proceso de compra

Simplifica al máximo el proceso de compra. Tus clientes irán a lo fácil y si se lo pones complicado, directamente buscarán el mismo producto en otro sitio.  Optimiza el proceso de compra al máximo de forma que los usuarios encuentren en él una experiencia de compra satisfactoria y rápida. No pidas más datos de los necesarios, ni les obligues a registrarse. Puedes apoyarte en elementos visuales, por ejemplo, añade un carrito de compra que sea bien visible. Todo ello hará que tu sitio sea mucho más intuitivo.

También es importante que incluyas todas las opciones de pago, deja que tus consumidores elijan la que más confianza le transmita. La información de envío (precio, duración de envío,…) debe quedar clara antes de que el usuario se decida a comprar. No lo incluyas al final del proceso, de esta forma te ahorrarás un gran porcentaje de abandono.

No tener un estudio de mercado ni de competencias

El estudio de mercado es un procedimiento obligatorio a la hora de abrir una tienda online porque de lo contrario desconocerás la forma más eficaz de hacer frente a tu competencia. Además, uno de los objetivos es diferenciarte del resto, algo que solo podrás conseguir analizando e investigando sobre tu competencia.

Mala experiencia de usuario

Tu sitio web debe estar pensado para tus clientes, son ellos lo que finalmente decidirán si comprar o no. A la hora de diseñarlo, tenemos que ponernos en su lugar para que resulte atractivo y fácil de usar. Otra forma para localizar donde se encuentra el problema es realizando tests de usabilidad: pide a personas ajenas a tu negocio que prueben tu tienda y te cuenten su experiencia. No escondas elementos importantes, como el precio o el buscador. Tus clientes optarán por abandonar tu sitio si no encuentran fácilmente lo que buscan.

Todos los elementos de tu tienda deben tener armonía y dar como resultado una experiencia satisfactoria de compra. Que tu web esté desordenada y sea confusa es una manera de echar a tus clientes. Tampoco te olvides de adaptarla a la versión móvil, porque cada vez más usuarios acceden desde su smartphone o tableta. Y si no recuerdas mal, ya te dimos la brasa con que Google comenzó a “penalizar” en el posicionamiento SEO a todos aquellos sitios que no son responsive.

Posicionamiento erróneo

Y hablando de posicionamiento, ¡no te olvides de él! Un trabajo constante en SEO, te hará obtener buenos resultados a medio plazo. No desistas si no consigues que tu trabajo de frutos al instante, el posicionamiento requiere de mucha paciencia. Haz un análisis preciso de las palabras claves más adecuadas para tu posicionamiento, pues equivocarte en ésto puede traer secuelas. Si tus usuarios están buscando un determinado producto y no has empleado las keywords correctas, Google mostrará otras páginas.

Información falsa o insuficiente sobre el producto

Ya que tus clientes no pueden ver el producto que le estás vendiendo, que menos que le informes detalladamente de cómo es: materiales, tamaño, características, funciones, etc. Esto generará más confianza en tu cliente. Igualmente, añade imágenes a buena calidad que permitan a tus usuarios hacerse una idea lo más exacta posible de cómo es el producto en la realidad. No les engañes, porque aunque compren una vez, ten por seguro que no volverán y, además, hablarán mal de ti.

Falta de atención al cliente

Tus clientes se sentirán más seguros si saben que hay una persona detrás para solucionarle cualquier duda o problema que le surja. Cuida la información de contacto, haz que sea visible y contesta lo más rápido posible. En Internet nadie está dispuesto a esperar, no descuides esto porque durante el tiempo que tu tardes en contestar, ese posible cliente estará buscando otras opciones. Cuanto más tiempo pases atendiéndoles, mejores conversiones obtendrás. Te aconsejamos que incluyas un apartado de Preguntas frecuentes (FAQ), donde se resuelvan todas las dudas que les puedan surgir a los consumidores. Gracias a esto, ahorrarás tiempo en contestar mensajes con dudas muy repetidas y similares.

No sacarle partido a otras herramientas

Tu tienda online no solo es el sitio web donde se encuentra. Una vez que tengas creada tu tienda, recurre a otras herramientas para darte a conocer. Piensa dónde pasan más tiempos tus futuros clientes y hazte visible.

Ausencia de contenido

Una tienda online también tiene contenido, de hecho crear contenido interesante, útil y original es un gran aliado para mejorar la publicidad dentro de tu sitio web y el posicionamiento. Te recomendamos que crees un blog asociado a tu ecommerce, donde puedas escribir sobre temas atractivos relacionados con los productos que vendes. Tener un blog te ayudará a mejorar el posicionamiento si utilizas bien las palabras claves. Igual ocurre con las descripciones de producto que no son una copia de las que proporcionan los minoristas. Ten en cuenta que Google “penaliza” todo aquel contenido que se encuentre duplicado. Utiliza el e-mail marketing con contenido que fidelice a tus clientes, llamadas a la acción, etc. Saca partido a todas las posibilidades que te ofrece Internet, no puedes quedarte en lo más superficial.

Falta de un plan de marketing

Piensa que es imposible darte a conocer sin un buen plan de marketing. Si no estás muy familiarizado con estos temas, te aconsejamos que inviertas en una agencia de Marketing, que te guiará y creará un plan personalizado para tu ecommerce. En Línea Gráfica te ofrecemos varios servicios de marketing con los que tus conversiones aumentarán considerablemente. Puedes ver toda la información aquí y ¡llamarnos!

En definitiva, al crear tu tienda online piensa en primer lugar en tus clientes, qué es lo que hará que ellos se sientan más cómodos en tu sitio web, y por tanto, estén más predispuestos a comprar. Y es que la clave del éxito es mucho más simple de lo que piensas: ponle sentido común y recurre a lo sencillo. Y así lo cuenta Ricardo Lop, un agricultor que ha conseguido que el éxito le llegue con constancia y sentido. Os dejamos con su conferencia, porque hay mucho que aprender de ella:

¿Te han servido nuestros consejos? Si es así, ¡compártelo en tus redes sociales!

Quizás te interese

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoraciones todavía)
Loading...
BannerLG_HostingPrestashop_2

You have Successfully Subscribed!